Circulación termohalina y AMOC

Corriente marina unsplash - Circulación termohalina y AMOC

Photo by Griffin Keller on Unsplash

Este suceso algo tapado, es de una transcendencia total

En oceanografía física se denomina circulación termohalina o, metafóricamente, cinta transportadora oceánica, a una parte de la circulación oceánica a gran escala que es determinada por los gradientes de densidad globales producto del calor en la superficie y los flujos de agua dulce. Wikipedia

AMOC acrónimo que significa Circulación de Retorno del Atlántico Meridional,

Un estudio publicado en la revista Nature Geoscience acaba de confirmar lo que otros trabajos vienen señalando en los últimos años. La corriente del Golfo no ha estado tan débil en los últimos 1.000 años. El origen de esta desaceleración moderna también tiene que ver con el aumento del agua dulce, aunque está vez por el cambio climático de origen antropogénico.

Sería noticia decir que Vigo que tiene la misma latitud que Nueva York en un plazo de tiempo corto pasaría a tener el mismo clima que hoy tiene Nueva York y que Ourense podría tener un clima parecido a Vermont.

La corriente del golfo, es decir del golfo de México, es decir del caribe sale de ese mar con la temperatura que imaginamos y asciende por la costa este USA, hasta que comienza a cruzar el océano a la altura del cabo Hatteras bañando las costas de la Europa occidental en donde se encuentra España y claro Galicia y provoca que podamos disfrutar del clima templado a diferencia de lo que nos tocaría por latitud. La corriente fría del labrador se hunde a la altura de Terranova por el cabo Cod y aflora a la altura de las Islas Canarias, dando lugar a la corriente de las Islas Canarias. Los científicos nos dicen que el complejo circuito de masas de agua de diversas temperaturas y de densidad y salinidad puede cambiar estos circuitos dando un cambio al clima en los lugares de Europa que citamos. Esto también es una consecuencia de la antropogenia.

La salinidad afecta al punto de congelación y a la densidad del agua. Debido al deshielo del ártico el agua del atlántico se está haciendo más dulce y esa zona cada vez se hará más fría y la circulación se estancará, se prevén inviernos más secos y más fríos y una serie de fenómenos climatológicos extremos desconocidos por estas zonas. Hace pocos años una borrasca tropical generada en África subió en latitud a la altura de canarias, provocando una anomalía meteorológica, su trayectoria habitual es cruzar el atlántico entrar en el caribe y salir de él por la corriente del golfo llegando a las costas de Europa en forma de ciclón desgastado.

Para los despistados, antropogenia o antropogénico, significa, de origen humano o derivado de la actividad del hombre.

csl – labecos

El sobrecogedor informe del IPCC

CalentamientoGlobalPop 1920 - El sobrecogedor informe del IPCC

Grupo Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC)

Quinto Informe 2021

2021/17/PR

COMUNICADO DE PRENSA DEL IPCC

9 de agosto de 2021

Los alarmistas preocupados por el cambio climático venimos advirtiendo y recomendando moderación en el consumo, cuidado con los desperdicios, evitar las emisiones de CO2 innecesarias, etc. lo que supone un importante cambio de hábitos. Y esto ya no es cosa de “los verdes siempre dando la vara”.

Lo que nos vienen a decir ahora los científicos participantes en el grupo de trabajo:

234 autores de 66 países

  •  31 autores coordinadores
  • 167 autores principales
  •  36 editores-revisores

y • 517 autores contribuyentes

Más de 14 000 referencias citadas

Un total de 78 007 observaciones formuladas por los gobiernos y los expertos

(Primer anteproyecto 23 462; segundo anteproyecto 51 387; distribución final a los gobiernos: 3 158)

Para obtener más información sobre el Sexto Informe de Evaluación, haga clic aquí.

Es lo siguiente.

Que el calentamiento global ya lo estamos viviendo en sus comienzos, que es provocado por nuestro comportamiento, es decir de los humanos, que se nos acabaron los plazos, que es irreversible, que afecta a todas las regiones y que la estrategia de no contamines ya no sirve. Ahora es a ver como lo superamos y como nos acomodamos, por ejemplo. con la agricultura y la salud, a las nuevas situaciones. Las zonas sensibles al mar, como es el caso de Galicia, no solo se va a ver afectada por la subida del nivel del mar, sino que habrá que tener en cuenta como evoluciona la circulación oceánica en el Atlántico Norte, que se prevé que deje de beneficiarnos la cálida corriente del golfo que permite tengamos este clima tan excepcional-

Ahora debemos prepararnos para superar situaciones climatológicas extremas durante muchos años.

Puede hacerse irrespirable vivir en el planeta Tierra.

Esto es un resumen de este informe:

Si bien muchas de las características del cambio climático dependen directamente del nivel de calentamiento global, a menudo lo que experimentan las personas es muy distinto de ese promedio mundial. Por ejemplo, el calentamiento en la superficie terrestre es superior al promedio mundial y, particularmente en el Ártico, el calentamiento es más del doble.

“El cambio climático ya afecta de múltiples maneras a todas las regiones de la Tierra. Todo aumento del calentamiento exacerbará los cambios que estamos experimentando”, declaró el Copresidente del Grupo de Trabajo I del IPCC, Panmao Zhai.

Las proyecciones del informe indican que en las próximas décadas los cambios climáticos aumentarán en todas las regiones. Según el informe, con un calentamiento global de 1,5 °C, se producirá un aumento de las olas de calor, se alargarán las estaciones cálidas y se acortarán las estaciones frías; mientras que con un calentamiento global de 2 °C los episodios de calor extremo alcanzarían con mayor frecuencia umbrales de tolerancia críticos para la agricultura y la salud.

Sin embargo, no es cuestión únicamente de la temperatura. Como consecuencia del cambio climático, las diferentes regiones experimentan distintos cambios, que se intensificarán si aumenta el calentamiento; en particular, cambios en la humedad y la sequedad, los vientos, la nieve y el hielo, las zonas costeras y los océanos. Por ejemplo:

– El cambio climático está intensificando el ciclo hidrológico. Esto conlleva una mayor intensidad de las precipitaciones y las inundaciones asociadas, así como unas sequías más intensas en muchas regiones.

– El cambio climático está afectando a los patrones de precipitación. En las latitudes altas, es probable que aumenten las precipitaciones, mientras que se prevé que disminuyan en gran parte de las regiones subtropicales. Se esperan cambios en las precipitaciones monzónicas, que variarán según la región.

– Las zonas costeras experimentarán un aumento continuo del nivel del mar a lo largo del siglo XXI, lo que contribuirá a la erosión costera y a que las inundaciones costeras sean más frecuentes y graves en las zonas bajas. Los fenómenos relacionados con el nivel del mar extremo que antiguamente se producían una vez cada 100 años podrían registrarse con una frecuencia anual a finales de este siglo.

– Un mayor calentamiento amplificará el deshielo del permafrost, así como la pérdida de la capa de nieve estacional, el derretimiento de los glaciares y los mantos de hielo, y la pérdida del hielo marino del Ártico en verano.

– Los cambios en el océano, como el calentamiento y la acidificación del océano, el aumento de la frecuencia de las olas de calor marinas, y la reducción de los niveles de oxígeno, están claramente relacionados con la influencia humana. Estos cambios afectan tanto a los ecosistemas de los océanos como a las personas que dependen de ellos, y continuarán produciéndose al menos durante el resto del siglo.

– En el caso de las ciudades, algunos aspectos del cambio climático pueden verse amplificados, en particular el calor (ya que las zonas urbanas suelen ser más cálidas que sus alrededores) y las inundaciones debidas a episodios de precipitaciones intensas y al aumento del nivel del mar en las ciudades costeras.

En el Sexto Informe de Evaluación se ofrece por primera vez un análisis más detallado del cambio climático a nivel regional —prestándose especial atención a la información útil que puede servir de base para la evaluación de riesgos, la adaptación y la adopción de otras decisiones— así como un nuevo marco que ayuda a traducir los cambios físicos del clima (calor, frío, lluvias, sequías, nieve, viento, inundaciones costeras, etc.) en lo que representan para la sociedad y los ecosistemas.

Esta información regional puede consultarse en detalle en el nuevo Atlas Interactivo interactive-atlas.ipcc.ch, así como en las fichas informativas regionales, el Resumen técnico y el informe de base.

Da la impresión que siempre vamos por detrás de las expectativas que generan cada uno de los informes y eso puede ser debido a que no metemos en la ecuación lo que está sucediendo de inmediato y sucederá en los próximos meses. Como por ejemplo los cientos de miles de hectáreas ardiendo y las ansias de recuperar la nociva actividad económica que pusimos en stand by con motivo del (COVID-19). Pero no tenemos otro sistema y no vamos a renunciar a este para evitar sus efectos nocivos. De modo que tenemos que asumir las consecuencias.

csl – labecos

El cuidado de la Salud

Salud1 unsplash - El cuidado de la Salud

Photo by Ben Hershey on Unsplash

Hay un dicho sobre la salud que dice, “la Salud es un estado transitorio que no presagia nada bueno”.

Sobre la Salud verdadera y el modo de conservarla y recuperarla.

Es sabio asumir cierta responsabilidad por la propia salud y bienestar. De hecho, este tipo de compromiso personal con la salud es un elemento fundamental de la nueva visión de la medicina, un modelo mucho más participativo y en el que el paciente desempeña un papel muy importante en la movilización de sus propios recursos curativos.

Una de las ideas que hay detrás de un programa REBAP (Meditación Mindfulness basada en la reducción de estrés) consiste en ayudar a las personas a descubrir que pueden hacer para complementar el trabajo realizado por los médicos, cirujanos y sistema sanitario y, partiendo del punto en que se hallen cuando decidan que ha llegado el momento de asumir ese compromiso, llegar a niveles más elevados de salud y bienestar.

Pero cuando hablo de “salud y bienestar”, me refiero al más amplio y profundo de los niveles, algo que no se limita exclusivamente a la salud corporal. La verdadera salud no consiste en llevar a las personas a un estado de ausencia de enfermedad considerado “normal”, sino a un nivel de funcionamiento y bienestar físico, emocional y mental óptimo que el sujeto desarrolla, a través de la exploración sistemática y disciplinada, en el laboratorio de su propia vida. Con la intención de descubrir la auténtica magnitud de su dimensión humana. Y esto es algo que se ve catalizado por la familiarización con nuestro cuerpo y nuestra mente (que, en última instancia, no están separados) y el cultivo sistemático de nuestras capacidades biológicas y psicológicas intrínsecas para el bienestar y la sabiduría, incluidas la bondad y compasión que yace en el interior de cada uno de nosotros.

Publicación: Mindfulness para principiantes, autor John Kabat-Zinn

Vibramos con la pena y con la alegría de otra persona porque estamos interrelacionados. Si somos completos y formamos parte de un todo mayor pues podemos cambiar el mundo simplemente cambiando nosotros. Si queremos cambiar el mundo a mejor, cambiemos nosotros a mejor.

Practica la amabilidad amorosa, invita sentimientos e imágenes de amabilidad y amor que irradien todo tu ser y dirígelas hacia fuera, familia, amigos, grupos, sociedad.

Lo que precisamos para participar en nuestra salud y bienestar es escuchar con más atención y confiar en lo que oímos, confiar en los mensajes de nuestra vida, cuerpo, mente y sentimientos. Es lo que conocemos como “movilizar los recursos del paciente”.

En la relación médico-paciente, se da apenas una importancia mínima al contacto directo. Hacemos lo imposible por ayudar a los estudiantes de medicina a comprender la topología de este paisaje y a no huir de él aterrados porque ello implica sus sentimientos como personas y la necesidad de escuchar con verdadera empatía, y de tratar a los pacientes como a personas y no solo como a rompecabezas de enfermedades y oportunidades para ejercer juicio y control. ¡Son tantas las cosas que pueden obstaculizar el contacto directo! A muchos médicos les hace falta la preparación formal en esta dimensión de la medicina. Terminan los estudios inconscientes de la importancia crucial que tiene la comunicación y atención eficaz lo que se llama atención o cuidado médico y que con demasiada frecuencia es solo cuidado de la enfermedad y puede ser lamentablemente deficiente si el sujeto es excluido de la ecuación.

Sin siquiera proponérselo, los médicos se esconden detrás de su obra, de sus instrumentos, análisis médicos y vocabulario técnico. Es posible que no quieran entrar en contacto directo con el paciente como persona completa, con sus pensamientos, temores, valores, preocupaciones y preguntas expresados y no expresados. Muchas veces dudan de su capacidad de hacer esto porque es un territorio desconocido y potencialmente aterrador. En parte, porque tampoco están acostumbrados a mirar sus propios pensamientos, temores, valores, preocupaciones ni dudas, de modo que quizás los de otra persona les parezcan bastante terribles. Sin tiempo para abrir esas compuertas ni saber cómo reaccionar. Lo que necesitan la mayoría de los pacientes es que se los escuche, que se esté presente, que se tome en serio a la persona, no solo a la enfermedad.

Con esta intención enseñamos a los alumnos de medicina al finalizar la entrevista a preguntar, amplia y abiertamente ¿Hay algo más que quiera decirme? Y esperar un buen rato para dejar al paciente el espacio para considerar sus necesidades y tal vez el verdadero motivo que le llevó allí, esto incluso ni se trata si el médico no está particularmente interesado o tiene prisa.

Como asumir su propia identidad, Jon Kabat-Zinn

La primera impresión que el médico tiene frente al enfermo y el enfermo frente al médico, ejerce muy a menudo una acción determinante en la continuación de las relaciones que se establecerán entre ellos y condicionará la actitud que cada uno de ellos adoptará ante el otro. Por tanto, el conocimiento de la importancia de este fenómeno es indispensable para el médico.

Manual de psicología, J.Delay, P.Pichot, Feb. 1974

Refiriéndonos a España el modelo está anclado en la década de los 70 donde los esfuerzos se hicieron para atender a los episodios agudos de la enfermedad, pero la propia evolución de los tratamientos y de la medicina a cronificado muchas patologías recibiendo de este modo el paciente crónico una atención episódica en vez de continua, y el sistema sanitario debería reaccionar en ese sentido haciéndose proactivo en atención primaria, para atender adecuadamente a esta cronificación

El modelo proactivo pretende asegurar:

1.- Involucrar al paciente en la solución de la problemática que acarrea su propia enfermedad, incluyéndolo en la ecuación, dándole apoyo y formación adecuada.

2.- Atención continua y presencial en la interacción clínica favoreciendo el desarrollo de aplicaciones de control a distancia con los pacientes en modo tele monitorización.

3.-Desarrollar un sistema de seguimiento y control continuo presencial y virtual.

4.-Priorizar los cuidados en el domicilio del paciente y en atención primaria con respecto a los hospitales.

5.- A los pacientes se les puede proporcionar más poder dándoles más voz y más capacidad de elección.

Entrevista a Rafael Bengoa, Revista Comunidad, Osatzen 2011.

Es cierto que pasamos por momentos excepcionales (procedimientos COVID) en cuanto a la atención médica y en algunos casos las situaciones son desesperadas y desesperanzadas en cuanto a la fecha de resolución de estas situaciones. A pesar de algunos intentos de iniciar el camino que nos introduciría en el siglo XXI de la atención médica, confiamos en que se ponga en valor lo que se cree es un nuevo modelo a implantar en la relación médico-paciente, y se potencie y apoye servicios de apoyo a crónicos como diabéticos y enfermedades vasculares con consecuencias cardiacas y cerebrales en vez de intentar suprimirlos y desincentivarlos quedando todo en las buenas intenciones. En ocasiones al paciente es suficiente que vea que su médico apuesta por él.

csl – labecos

Sobre la leña y el fuego

Lena calienta tres veces 1920 - Sobre la leña y el fuego

En los viejos tiempos, una vez que el sol se ponía, la única luz que tenía la gente, aparte de la luna cambiante y el firmamento de estrellas, era el fuego. Durante millones de años los seres humanos nos sentamos alrededor de hogueras, contemplando las llamas y las brasas encendidas, con frio y oscuridad a nuestras espaldas. Tal vez allí fue donde comenzó la meditación formal.

El fuego era una comodidad, fuente de calor, de luz y protección; peligroso, pero controlable si se manejaba con cuidado. Sentarnos junto a él nos relajaba al final del día. Bajo su parpadeante luz podíamos contar historias y hablar del pasado, o limitarnos a estar callados contemplando los reflejos de nuestra mente en las llamas siempre cambiantes y los brillantes paisajes de un mundo mágico. El fuego hacia soportable la oscuridad, y servía para que nos sintiéramos seguros y a salvo. Era tranquilizador, fiable, reparador, meditativo y absolutamente necesario para la supervivencia.

Esta necesidad ha desaparecido de nuestra vida cotidiana y, con ella, casi todas las ocasiones de estar quietos. En el apresurado mundo actual, el fuego resulta poco práctico o es un lujo que nos damos de vez en cuando para establecer cierto ánimo o crear un ambiente. Solo tenemos que mover un interruptor cuando la luz exterior comienza a apagarse. …

Hoy en día la vida nos deja poco tiempo para ser, a menos que nos lo tomemos a propósito. Ya no disponemos de un tiempo fijado en que debíamos dejar lo que estábamos haciendo porque no había luz para continuar; nos falta ese tiempo que antes teníamos cada noche para hacer cambio de marcha, para desentendernos de las actividades del día. Tenemos muy pocas ocasiones para que la mente se asiente en la quietud junto al fuego.

Como asumir su propia identidad., pág. 127 y 128 Jon Kabat-Zinn.

En esta reflexión Jon Kabat-Zinn hace referencia a lo que en Mindfulness se refiere al modo hacer y al modo ser, ese es el cambio de marcha que deberíamos hacer para dormir. En nuestra cultura está muy empoderado el modo hacer y hay que realizar un buen esfuerzo consciente para ponerse en modo sentir y abandonar las tareas pendientes para el día siguiente y entregarse a como sentimos las cosas, el cuerpo, a nuestro sentir.

La leña verde y dura recién cortada, aunque la usaba poco, respondía a mis propósitos mejor que cualquier otra. A veces, cuando iba a darme una vuelta en una tarde de invierno, dejaba un buen fuego, y a mi regreso, tres o cuatro horas más tarde, lo encontraba aún vivo y resplandeciente. Mi casa, pues, no quedaba desierta siquiera en mi ausencia. Era como si hubiera dejado allá un animoso casero. Allí vivíamos el Fuego y yo; y mi casero se reveló siempre digno de la mayor confianza. Sin embargo, un día en que me encontraba tajando astillas, se me ocurrió mirar hacia el interior de la casa, asomándome a la ventana, por ver si el fuego habría causado algún accidente; es la única vez, que yo recuerde, en que me he sentido preocupado por esta razón.

Miré, pues, y vi que una chispa había prendido en las ropas de mi cama; cuando la hube extinguido, había consumido ya de aquellas una porción tan grande como mi mano. Pero mi casa ocupaba una posición tan soleada y recoleta, y su techo era tan bajo, que podía permitirme el dejar que la lumbre se extinguiera mediado el día en invierno. Los topos anidaban en mi bodega, mordisqueando una patata de cada tres y haciéndose un lecho bien arropado con algunas crines sobrantes del revoque y con papel de estraza, pues incluso los animales más salvajes gustan del calor y de la comodidad igual que el hombre, y superan el invierno sólo porque han sido lo suficiente precavidos para asegurárselos de antemano. Algunos de mis amigos hablaban como si mi propósito al venir al bosque no fuera otro que el de congelarme. El animal se limita a prepararse un lecho, que calienta luego con su propio calor; pero el hombre, descubridor del fuego, encierra cierta cantidad de aire en un compartimento y procede luego a calentarlo, en lugar de robarse a sí mismo; seguidamente, hace que su lecho, en el que puede recogerse libre del aprisionamiento de ropas gruesas, mantenga una especie de verano en medio del invierno; por medio de ventanas da entrada a la luz, y aun alarga con su lámpara la duración del día. Le gana así un par de pasos al instinto, y se hace con algún tiempo extra que dedica a las bellas artes. De modo que, si después de haber estado expuesto a los más crudos embates del clima durante demasiado tiempo mi cuerpo adolecía de cierto sopor, cuando me incorporaba a la acogedora atmósfera de mi casa, recobraba pronto mis facultades plenas y prolongaba mi vida. Con todo, ni siquiera el hombre mejor alojado puede vanagloriarse de ello, ni es necesario que especulemos con el fin que le espera finalmente a la raza humana. Sería fácil segar sus hilos en cualquier momento con una ráfaga más cruda del Norte. Seguimos fechando con el recuerdo de los Viernes Fríos y las Grandes Nevadas; pero un viernes un poco más frío o una nevada algo mayor pondrían fin a la existencia del hombre en la tierra.

El invierno siguiente, y por economía, me serví de un pequeño fogón para cocinar pues, el bosque, al fin y al cabo, no era mío; sin embargo, no conservaba el fuego tan bien como el hogar abierto. Entonces, el cocinar había dejado de ser ya un lance poético para convertirse en simple proceso químico.

En estos días de hornillo y demás, pronto se olvidará que solíamos asar patatas en las cenizas, a la manera de los indios. No sólo ocupó espacio aquella estufa, amén de dejar olor, sino que ocultaba el fuego, y yo me sentí como si hubiera perdido un compañero. Siempre es posible descubrir un rostro en las llamas.

Al mirarse en ellas al anochecer, el labrador purga sus pensamientos de la escoria y el polvo que se han adherido a ellos durante la jornada. Pero ¡ya no podía sentarme a contemplar el fuego! y las ajustadas palabras del poeta acudieron nuevamente a mi recuerdo con mayor fuerza:

Never, bright flame, may be denied to me

Thy dear, life imaging, close sympathy.

What but my hopes shot upward e’er so bright?

What but my fortunes sunk so low in night?

Why art thou banished from our hearth and hall,

Thou who art welcomed and beloved by all?

Was thy existence then too fanciful

For our life’s common light, who are so dull?

Did thy bright gleam mysterious converse hold

With our congenial souls? secrets too bold?

Well, we are safe and strong, for now we sit

Beside a hearth where no dim shadows flit,

Where nothing cheers nor saddens, but a fire

Warms feet and hands —nor does to more aspire;

By whose compact utilitarian heap

The present may sit down and go to sleep,

Nor fear the ghosts who from the dim past walked,

And with us by the unequal light of the old wood fire talked.

«Que nunca, llama brillante, pueda negárseme

tu cara y firme simpatía, imagen de vida

¿Qué, si no mis esperanzas, se elevó tan resplandeciente?

¿Qué, si no mi suerte, se hundió tanto en la negrura?

¿Por qué eres proscrita de nuestros salones y hogares,

tú, la bien acogida y amada de todos?

¿Tan fantástica era tu existencia

para la ordinaria luz de nuestra vida gris?

¿Acaso tu brillante fulgor se regaló en misterios

con nuestras receptivas almas? ¿con secretos demasiado audaces?

Ya estamos seguros y fuertes de nuevo, aposentados

junto a un hogar donde no revolotean sombras confusas

donde nada alegra ni acongoja, y un fuego

calienta manos y pies, y a nada más aspira;

junto a cuya forma utilitaria y compacta

el presente puede recogerse y dormir

sin temor a los fantasmas venidos del pasado oscuro

para hablarnos a la incierta luz del viejo fuego de leña».

Walden Pont, Pag. 170,171; Henry Thareau

El fuego habitaba en casa de Thareau como uno mas y juega con el calor propio y el que aporta el fuego. También alaga la prolongación del día con la luz que nos provee para dedicarlo a las «bellas artes». y el hecho de esconder el fuego en un pequeño fogón para cocinar lo convirtió en un proceso químico en vez de una tarea poética, como si hubiera perdido a un compañero.

Los antiguos cuentos de hadas son antiguos mapas que nos ofrecen orientación para el desarrollo de seres humanos completos. La sabiduría de estos cuentos llega hasta nuestro tiempo desde una época anterior a la escritura, después de haber sido narrados durante miles de años alrededor de hogueras y hogares.

Como asumir su propia identidad, pág.68; Jon Kabat-Zinn

Porqué un método de calefacción prehistórico puede y debe convivir con la conexión a internet.

La leña calienta tres veces:

Cuando la sacas del bosque y la transportas a la casa.

Cuando la cortas en la casa.

Y cuando la quemas en la chimenea, en la cocina, en la lareira.

Lars Mytting en “El libro de la madera” (Alfaguara)

El CO2 que el árbol va almacenando en su crecimiento, lo libera, una vez talado. Podemos aprovechar esa inevitable emisión quemándola o se ira produciendo según se vaya descomponiendo.

Para quemar la madera con buen rendimiento y económicamente se requieren varias cosas. La madera se ha de quemar en el piso y no sobre una rejilla. El fuego tiene que hacerse en un recinto, y hay que disponer de algún método de regulación del tiro. Un gran fuego abierto es muy romántico, pero todo lo que hace es reconfortar el corazón, enfriar la espalda y calentar el cielo. Donde se dispone de madera sin limitaciones puede estar justificado este gran fuego, pero en la mayoría de los casos no lo está.

John Seymour. La vida en el campo, Ed. Blume 1980

John Seymour se pone en modo técnico muy atento a sus sensaciones

csl – labecos