COVID – 19 Aguantaremos

Adultos Mayores3 1 - COVID - 19 Aguantaremos

Ahora que no disponemos del «todo nuevo», porque hay muchos comercios cerrados, tenemos que extremar las precauciones en cuidar lo que tenemos ya que si se estropean no podemos reponerlas como antes. Esta circunstancia hace que valoremos lo que tenemos más que antes.

Otra cosa que nos debe hacer reflexionar es que la unidad (el estar unidos es lo que logra esa fuerza descomunal, capaz de vencer lo que nos parece invencible).

Esto quiere decir que el vecino, el compañero de trabajo, también es importante y debemos cuidarlo.

De lo primero que tenemos que ser muy conscientes es de la importancia de nuestro sistema de salud y sobre todo de nuestros profesionales, en todas las categorías y cargos (desde los que recogen los residuos hasta la gerencia).

Otro grupo importante en nuestras vidas son los maestros, a los que entregamos a nuestros hijos, no para quitárnoslos de encima, sino para que conozcan a otros niños y que les expliquen cómo es el mundo, enseñándoles a cuidarlo, a pensar y decidir.

Aguantare 1920 - COVID - 19 Aguantaremos

Imagen de Myriam Zilles en Pixabay

A los que hacen el milagro de tenerlo todo preparado para que podamos fácilmente hacernos con lo que vamos a comer a diario (desde el transportista hasta el cajero del super).

Y no todos somos iguales. Algunos están al borde del pavor, porque tienen justificado miedo, pero la imperiosa necesidad, como no perder su trabajo, etc. Se suma a su esfuerzo diario sirviéndonos a los demás. Mayor motivo para regalarles una sonrisa y un gracias.

Los que hacen que todos nos quedemos en casa, ayudando y siempre ayudando, también con familias que les esperan después del trabajo.

Espero cuando esto se estabilice, seamos capaces de hacerles un reconocimiento a través de sus empresas e instituciones para que cumplan su parte; algo más del reconocimiento que les hacemos nosotros con nuestros aplausos a las 8. Ahí también tendremos que estar.

Aunque tengamos que enfrentarnos a la paradoja de contener el consumo y reactivar la economía de la que dependemos todos.

El planteamiento del cambio, aunque urgente, tendremos que posponerlo a medio plazo.

Destacar a lo que nos obliga este estado de confinamiento en positivo.

Reencontrarnos con los libros y la lectura, con la música y el disfrute de escucharla, el escribir lo que se nos pasa por la cabeza. La cantidad de cosas que tenemos gratis total para nuestro uso y beneficio.

Disfrutar de nuestros hijos, de sus ocurrencias y poner a prueba nuestra paciencia, descubriremos facetas suyas que desconocíamos y nos admirarán y nos harán sentir de una manera como nunca antes, pues estábamos muy ocupados con lo “nuestro”.

También echar de menos la libertad de ir y venir, de hacer y deshacer, para valorarla más. Y Explicarles a los más nuevos que no fue gratis conseguirla.

Descubrir que muchos de nosotros podemos ahorrarnos el uso del coche muchas veces; En beneficio del medioambiente y de nuestra economía.

Que podemos vivir con mucho menos para bien de nuestra salud, economía y medioambiente y lo agradeceremos en el futuro.

Lo que tantas veces nos decían en un mix de propaganda interesada y gran verdad sobre las comunicaciones e Internet. Ahora vemos que tenemos posibilidades de mejorar nuestras vidas, nuestra economía y sentirnos útiles para mejorar nuestra calidad de vida y el medioambiente con estas tecnologías, visitando a nuestros seres queridos, trabajando y estudiando desde casa.

Podemos aprovechar esta circunstancia excepcional para cambiar hábitos y prioridades, ajustándonos, de esa forma, para mejorar nuestra vida y la de los demás.

Hemos de acordarnos de aquellos que perdieron la vida en situaciones de soledad. Desearía que en su último momento consciente supieran que también ellos hicieron un acto solidario y a los que aun quedamos, amigos, compañeros, familiares, lloramos y lamentamos su pérdida y podemos sentirnos desolados, pero, aunque no nos tuvieron a nosotros, tuvieron un ejército de personas con bata, generosas y valientes que les cogieron la mano y no olvidemos que hoy también hacen duelo con nosotros y con los que estaremos en deuda emocional de por vida.

Tenemos que seguir porque seguimos respirando y todavía no ha llegado nuestro momento. Aprovechemos estas difíciles situaciones para ser mejores, para entender mejor a la naturaleza de la que formamos parte; a valorar y vivir «el momento presente», que es el único momento en el que podemos influir en nuestras vidas, el pasado es recuerdo y experiencia, incluso lamentos, el futuro son expectativas y declaración de intenciones, también ensoñaciones. Todo es importante, pero no podemos perdernos el presente porque nos estaremos perdiendo la propia vida.

Es ahora en el presente cuando podemos cambiar las cosas. Somos conscientes del estado de las cosas. La superpoblación, la contaminación, el cambio climático producido por la especie humana; probablemente por hacer un uso indebido de un sistema basado en un consumo desbocado, sin límites, que hay que reconducir y como no oímos hablar de que se haga algo en este sentido; los que nos sentimos aludidos tenemos que actuar en el presente para cambiar nuestra conducta en el sentido de ayudar a que el estado de las cosas mejore cambiando nosotros.

La meditación Mindfulness es una práctica que nos aporta calma y control sobre nosotros mismos porque nos permite distinguir entre los pensamientos y los sucesos reales.

Con todo el cariño desde el confinamiento.

Todo saldra bien - COVID - 19 Aguantaremos

¡Aguantaremos!

csl-Labecos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *